Tips para un buen masaje de espalda

Los masajes siempre nos ayudan a sentirnos mejor, tanto por dentro como por fuera, gracias a la correcta canalización de la energía que fomentan, sobretodo en el caso del masaje tailandés.

La espalda es una de las zonas clave a la hora de hacer un masaje. Es una zona donde la musculatura es compleja y la cual muchas veces nos duele por no adoptar una postura correcta cuando nos sentamos a trabajar, por ejemplo. Las personas que trabajan muchas horas sentadas o que hacen esfuerzo físicos, son personas con tendencia a los dolores de espalda y cabeza. Para ellos es muy importante recibir un buen masaje de espalda, ¡es por ello que hoy os damos algunos consejos muy básicos para saber cómo debe ser un masaje de espalda correctamente hecho!

  1. En primer lugar, muy importante, la camilla. Esta debe tener una altura correcta y óptima para que el terapeuta pueda tratar a la persona con comodidad y a una distancia correcta.
  2. La ropa es otra de las claves del masaje de espalda. La parte superior del cuerpo debe quedar completamente desnuda para poder dar el masaje de forma cómoda. El pantalón, si se lleva, debe estar desabrochado para que se pueda tratar la zona lumbar correctamente pudiendo bajar las manos bien.
  3. El ambiente; muy importante. Crea un entorno donde hacer un masaje sea algo agradable, puro y lleno de paz. Deja una luminosidad tenue, que la temperatura sea ambiente y agradable y, sobretodo, un entorno tranquilo, silencioso y acompañado de una relajante música de ambiente. Pueden parecer factores poco relevantes a primera vista pero son muy importantes y clave para que nos podamos relajar y sacar el máximo provecho al masaje.
  4. Usar siempre toallas para tapar la ropa interior/pantalones/falda… con el fin de no mancharlos con la crema o aceite esencial que usemos para hacer el masaje.
  5. Siempre debes frotarte las manos para que entren en calor y calienten el producto que usaremos para aplicar al masaje. Esto ayudará a que este producto se caliente un poco de forma natural y sea mucho más agradable a la hora de hacer el masaje.
  6. Comienza siempre los masajes con una intensidad suave y agradable. Comenzar un masaje con excesiva fuerza puede resultar agobiante e incómodo para el que recibe el masaje. Mejor comenzar con movimientos suaves y superficiales para luego ejercer un poco más de presión para así llegar a los tejidos más profundos.
  7. ¡Nunca hagas el masaje con prisas! Es esencial entender que la musculatura humana es un mecanismo sensible al tacto, a las presiones y a los estiramientos. Muy importante para el que recibe el masaje relajarse tanto como para el que lo hace estar relajado haciéndolo.

Dado que la espalda es una de las zonas más delicadas de nuestro cuerpo, es importante que cuando se hace un masaje en esta zona se haga de forma correcta. Con estos tips que os hemos dado podréis identificar con mayor facilidad un masaje de espalda de calidad.

Si haces clic AQUÍ podrás conocer nuestro tratamiento Head Back and Shoulder. Nuestro masaje exclusivo de cervicales, hombros, cuello, cabeza y espalda. Perfecto para las personas que trabajan muchas horas sentadas y padecen de dolor de espalda así como también dolor de cabeza.

Masaje Espalda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *